Paseo Virtual

Entra al Paseo Virtual



La sofisticada belleza de las espadas PDF Imprimir E-mail





En realidad, las guerras no eran peleadas solamente con sables y espadas, sino con el arco y la flecha, así como con la lanza y la naginata, un arma de filo curvo ubicado en el extremo de una vara larga. El gran cambio sucedió en el siglo XVI, cuando se integran a las batallas armas de fuego como los arcabuces y, en menor medida, los cañones y la artillería ligera.

Si bien sabemos de un importante número de armas usadas por los samuráis, sin duda alguna destacan las espadas. En general, estas armas se dividen en dos tipos: de filo recto, llamadas ken o tsurugi, y de filo curvo, conocidas como tachi, uchigatana o katana.

Entre los siglos XII y XIII las katanas se popularizaron, sin embargo, eran consideradas artículos exclusivos debido a su compleja manufactura. Se estilaba poner una inscripción –mei– en el anverso del tallo con el nombre del autor, la fecha en la que se elaboró el arma o el lugar de origen del artesano.

La decoración externa de las katanas se conoce como koshiage, y aparece en el siglo XIV –antes la katana se llevaba en el cinto del pantalón–, y finaliza en el siglo XIX, cuando se prohíbe portar sables con excepción de los gobernantes, militares y policías. Poco tiempo después del final del Shōgunato Edo, en 1876, su uso es descontinuado y el arte de la elaboración de armas de acero comienza a perderse.
 

 

Última actualización el Viernes, 10 de Agosto de 2012 17:29